17.2.06

Y comienzo, robándome una cita...de otro blog.


"Para quienes no la han visto, es una raya de pintura blanca que pasa por en medio de la avenida y tiene mensajes sin sentido escritos a ambos lados de la raya. A cierta altura del boulevard aparecen también dibujadas unas pizadas.

Se ve grotezco y vulgar. ¿será que lo hicieron sin permiso de la Municipalidad (MSJ)?.... y si así fue: ¿La MSJ no se dio cuenta en ningún momento que pintaban 2.5km de adoquines?"

Tomado de http://reportomandarina.blogspot.com/, Boulevard Avenida

Esta persona dice no entender qué ocurrió en la Avenida Central, rayas y palabras sin sentido le causaron malestar. La convocatoria del concurso que propició esta obra, en el marco de San José como capital Iberoamericana de la cultura, llamaba a la apropiación de los espacios públicos y a la concepción de proyectos con fines de exhibición "callejera". Así de abierto y así de libre. Bajo estas circunstancias, el fin último de la muestra es ser observada por el ojo de cualquiera, ese que transita siempre o esporádicamente. Se trata del arte "invadiendo" el espacio de la gente común, que sabe mucho de arte o tal vez no sabe nada.

El artist@ que ideó el trazo de una línea blanca a lo largo del paso peatonal de la Avenida Central, en efecto, hizo de su creación algo notable al irrumpir en la cotidianeidad y la imperturbable y simétrica secuencia modular de los adoquines. Con sólo eso, por modesto que suene, se puede palpar algo valioso, ya que no importa si hay una reacción positiva o negativa hacia la obra, hay una reacción y eso es realmente algo significativo. Pero nuestro artista agrega un discurso y es aquí donde la propuesta se torna confusa, de difícil lectura para el transeúnte y pululan las (mal)interpretaciones. No creo que sea responsabilidad del autor de la cita el no saber decodificar el mensaje de la mentada raya blanca. Un drogadicto pudo haber rememorado la periquiada del día anterior y el que está a punto de hacer el examen de manejo, pensará que no puede pasar al otro lado de la raya a menos que esta deje de ser continua, pero yo me pregunto, a quién de buenas a primeras, se le ocurrió pensar en un conflicto étnico, tomando en cuenta que esta es la justificación del autor?

Soy de la idea, que el arte debe ser asequible y respetuoso hacia el público al que se quiere mostrar y a veces ciertas propuestas, responden a motivaciones demasiado rebuscadas o convencionales.

Ahora sí, me presento.

Hago grabado y estudio grabado y recientemente tomé una abrupta desición. El pasado 14 de febrero del 2006, el día de los Enamorados me encontré aceptando la propuesta de un profesor. Y él me sedujo y yo, sin oponer ninguna resistencia, me dejé seducir y me vi embarcada en una pequeña meta llamada quinto año. Olvidé mencionar que estoy hablando en estrictos términos académicos... por si acaso.

¿Y qué es quinto año? Es un requisito para los bachilleres de grabado que desean hacer una licenciatura en esta especialidad y también es algo que yo juré nunca iba a llevar. (Mmm, tampoco soy bachiller, pero creo que eso tiene remedio en un par de meses, si no cometo un delito de aquí a allá). Consiste en desarrollar un proyecto práctico u obra artística con un sustento teórico sólido. Adicionalmente, una exposición colectiva o individual al final del año.

Necesito un tema, con urgencia, he barajado varios y aunque no existe una orientación definida para él, sí tengo un propósito y consiste en crear una obra entendible y cercana para el público que verá mi exposición final, despertar algún tipo de sensibilidad hacia mi técnica favorita, la serigrafía, y sobre todo, hacia ideas o motivaciones poco tradicionales. Todo lo anterior sin ser estéticamente complaciente o caer en discursillos trillados. Qué difícil.

Básicamente este blog se convertirá en mi bitácora, tanto escrita como visual de este proyecto que para mí es bastante importante, porque vuelvo a la gráfica después de un año en el que le di prioridad a lo laboral. Igualmente, todo el que guste está invitado a opinar, desde el más apático, como el que piensa que el arte es para vagos, hasta los que se admiran de ver una cucaracha majada en la calle, siempre y cuando esta tenga autor y precio en dólares.

Gracias de antemano por sus comentarios.

11 comentarios:

Humo en tus ojos dijo...

Been there... De una artista titulada a otra que está on the way (si no comete delito), la serigrafía es fabulosa, muchos éxitos, mucho trabajo y una gran parida con el proyecto! Disfrutalo!
Saludos!

Sardina albina dijo...

Lachi, soy la menos indicada para sugerencias, pero te apoyo. Que tal si nos echamos los tapis cuando vuelvo y a la larga en una que sube y otra que entra algo sale a la luz?

Citrus dijo...

Vos decís:

"Soy de la idea, que el arte debe ser asequible y respetuoso hacia el público al que se quiere mostrar y a veces ciertas propuestas, responden a motivaciones demasiado rebuscadas..."

Gracias; al final me diste la razón después de despotricar contra mi post.

Lachi dijo...

Humo

Gracias por tus buenos deseos y espero participes. Y ya que viniste podés contarme cómo empezás vos tus proyectos, al menos la conceptualización? Das tantos rodeos como yo? :D

Sardina

Los tapisines son fijos

Citrus

Espero que no te hayás ofendido. Te cité porque creo que representás la opinión de muchísima gente con respecto al arte conceptual, lo cual es a lo que parece estar adscrita nuestra amiga la raya blanca. Aunque no lo mencioné todos los comentarios posteriores a tu publicación y las posturas de los participantes también las tomé en cuenta para escribir mi primer mensaje.

Te cuento, que a pesar de mi formación como artista gráfica y como grabadora y a estar familiarizada con algunas tendencias recientes en el arte, algunas veces también me siento como vos en el boulevard de la avenida, es decir, un tanto estafada por lo que estoy viendo.

Creo que muchas de ellas, responden a propuestas advenedizas, basadas y hasta copiadas de contextos diferentes y por eso, al espectador local le cuesta reconocerse en esa raya blanca o en lo que sea el objeto que esté contemplando.

Ojalá sigás visitándome y estás invitada a discrepar en cualquier aspecto que no compartás, porque ese es el aprendizaje que quiero encontrar en este medio.

Bienvenid@

Lachi dijo...

Uy, y quiero agregar que tampoco estoy restándole méritos a la obra y al autor de la obra en cuestión. Sólamente me pareció un pretexto ideal y un ejemplo conocido e inmediato.

ale dijo...

primero, me parece excelente lo de usar el blog como bitacora para tu proyecto... no hay mejor forma de recibir apoyo, critica, opinion o hasta porras de manera que todo quede palpale y util para la posteridad.

segundo, mi reaccion... creo que fue un par de dias despues de que paso la cuestion esta de la exhibicion callejera que el mister korova y yo pasamos por la avenida y nos quedamos medio bateados de ver la raya blanca pintada. diay, el iba para el brete asi que no nos fijamos mucho. pero hoy lei el articulo que salio en la ancora y entonces me cayo la peseta "artistica" y todo cobro sentido.

tercero, vos decis:
"El artist@ que ideó el trazo de una línea blanca a lo largo del paso peatonal de la Avenida Central, en efecto, hizo de su creación algo notable al irrumpir en la cotidianeidad y la imperturbable y simétrica secuencia modular de los adoquines. Con sólo eso, por modesto que suene, se puede palpar algo valioso, ya que no importa si hay una reacción positiva o negativa hacia la obra, hay una reacción y eso es realmente algo significativo. Pero nuestro artista agrega un discurso y es aquí donde la propuesta se torna confusa, de difícil lectura para el transeúnte y pululan las (mal)interpretaciones." lo cual me recuerda--de nuevo mi lectura del ancora hoy en el brete--lo que dijo Carlos Francisco Monge en la entrevista que le hicieron (fue profe mio asi que doy por enterado su buen juicio): "en nuestro país hace falta la crítica literaria." Ok, yo me voy mas por el lado de las letras que por el de las artes graficas por cuestiones de formacion, pero pienso que al final de cuentas lo que vos propones en tu post (y luego en tu respuesta a Citrus) y lo que comenta don Carlos, es la falta en nuestro pais de una critica, ya sea literaria o plastica, que instruya a la gente, no en lo abastractamente teorico sino en lo palpable para que llegue el dia que los que van camino al trabajo o en mandados, pasando por la avenida central, puedan cuestionarse mas alla del "que sera esta vara que pusieron aca??" y de verdad se logre una comunion mas integra y certera entre el arte, la reaccion y el mensaje.

suerte en el proyecto!! voy a estar rondando por aca porque me parece una buena herramienta para lo que te propones (yo tambien estoy viendo que hago para mi tesis asi que te entiendo).. nos vemos.

osker dijo...

Suerte con el proyecto!

Un abrazote!

Humo en tus ojos dijo...

En efecto, doy milsetecientos rodeos, procastino en cantidades vergonzosas, pongo mil excusas, pero finalmente siempre hay alguna cosita -usualmente descabellada- de la cual agarrarse. A esto sumémosle que la cerámica puede ser traicionera y siempre te podés quedar sin nada al abrir la última puerta. La vara al final de cuentas termina siendo echarse al agua y hacer el brete (o empezarlo, aunque quede mal para luego replantearlo). Cada vez me convenzo más de que todo en la vida es 99%trabajo práctico y 1% de teoría... aunque se le de tanta importancia a la racionalización (y en el quinto año te jodan tanto con esto), porque en esto estamos refiriéndonos a un mecanismo de expresión que entra primero por los ojos: educados o ignorantes en la materia, tolerantes o no, respetuosos o no, entramos por la vista, y dicho de modo cursi, le llegamos a los ojos... que son el espejo del alma. Entonces, completan lo que quisimos comunicar otras almas distintas a la nuestra y desde la amplitud o la estrechez de sus criterios es que seremos interpretados o sentidos: un amargado generalmente hará su interpretación desde su amargura, un ignorante desde su ignorancia (a esta última lo que hay es que tenerle paciencia para educarla, porque de otro modo sola no se muere, más bien se multiplica como los conejos). Otro con mejor ánimo quizás no vea aquello como una línea blanca y mugrienta que hace la ciudad más fea, sino vea la posibilidad de un juego, de reflexionar sobre la rutina . Lo que digo es que al fin y al cabo la ciudad, o el arte, la hacemos todos un poco desde nuestro adentro...con amor y buen ánimo hasta el agua de tubo puede saber dulce (OJO: dije amor, no es lo mismo que idiotez, no por tener amor te tomás un vaso de agua tierrosa y con estafilococos).
Ejem... como vez, mi comment es excelente prueba de que divago mucho, espero que algo de lo que dije te sirva!

Lachi dijo...

Ale:

Gracias por participar. Comparto esa idea del arte como una herramienta didáctica y de un público con mejores instrumentos y formación para entenderlo.

Humo:

Tenés razón. Hay que echarse al agua y ojalá, nadar aunque sea un poquito. Lo teórico es un elemento necesario y aparte un magnífico ejercicio que le da variedad al proyecto. Pero tenés razón al decir que la práctica es lo fundamental y al fin y al cabo, es lo que se va a ver.

También soy de la idea que una obra se debería entender al menos en una parte, con la pura observación y no necesariamente tener una colilla pegada con la explicación. No sé, mis dos centavos, digo yo.

Saludos.

AredheL dijo...

Mi especialidad no es exactamente el arte, xq en realidad no tengo una especialidad radicada en mi... pero me limitare a dar mi opinión.
Sobre la delgada linea blanca que atraviesa la avenida central.

Mi primera impresión fue de que alguien habia estado jugando
con pintura blanca en sus ratos libres.

No sabia ke eran 2.5 km de linea, impresionante.
lastima.. ke al menos a mi no me hubiese llegado la idea de lo que el autor estaba queriendo expresar en lo mas minimo.

Mi pensamiento fue mas bien... una linea ke define la vida..
el diaria vivir.. tomar decisiones desde la mas minima hasta las mas relevantes e impactantes deciciones ke se puedan hacer..

Y limitandolo a un rango de dos posibilidades "ser o no ser".
si se decide implica una decision pero si no decides tambien implica otro decisión.

Lachi dijo...

Hola Aredhel:

Una línea blanca puede representar muchísimas cosas. Yo le comentaba a otras personas que este proyecto hubiera sido más efectivo, en mi humilde opinión, si el artista hubiera obviado ponerle textos a los lados. De una u otra forma, el hacerlo le restó libertad al espectador para imaginar y especular. Creo que esa no era la idea del autor, eso es claro, pero pienso hubiera sido más interesante y provocador.

Saludos.