28.11.06

Preparando el entierro y la vela


Este blog, o al menos el tema que le dio vida, está en sus últimos aleteos y se hace inminente llegar a algunas conclusiones.

Este surgió en un principio para esbozar ideas en torno a un trabajo relacionado con la materialización de un proyecto artístico y lograr así recopilar comentarios u opiniones de personas, que no necesariamente están relacionadas con ese ámbito. En este sentido, esta valiosa herramienta de retroalimentación no dio los resultados esperados, por razones de las cuales no se tiene certeza, pero sobre las que se especula a continuación.

La primera es, que el tema por sí mismo resulte aburrido. Quizás quien escribe no tenga la suficiente elocuencia para lograr que sus lectores se interesen en algo en lo cual no manejan las herramientas para entenderlo y por lo tanto, adolezca de la capacidad de ponerlos en contexto. Al leer otros blogs orientados a temas específicos como mercadeo o programación y hasta de actividades ociosas como los juegos de video y automóviles, es inevitable revisarlos someramente y dejarlos en el olvido, si no se cuenta con un interés particular sobre esa materia.

La segunda es que por el contrario, el tema parezca atractivo, pero hay temor por parte del lector a dejar patente un comentario que pudiera ser errado. Es común escuchar “yo de arte no sé nada”, como una forma de justificar la opinión contraria hacia una pieza artística que no gusta o no se entiende. El arte, que desde muchos siglos atrás se ha caracterizado por su elitismo, no parece terminar de dar el salto hacia uno de sus principales objetivos, es decir, comunicar.

Por tal razón, este documento fue metamorfoseando su esencia y fue dejado más a la libre, intercalando de vez en cuando temas de cultura popular, aficiones del autor y hasta reseñas de tipo autobiográfico, estas últimas, las de mayor popularidad.

Ahora bien, aunque el propósito en un principio planteado, no llegó a cumplirse con los resultados esperados, “descubrió” (así entre comillas bañadas de agua tibia) todo un universo de jerarquías, comportamientos y perfiles propios de una pequeña y doméstica comunidad cibernética, que de alguna forma comparte la forma en que se aborda una propuesta plástica.

El blog es un espacio ególatra. A diferencia de lugares más relajados como los chats donde se conversa sólo por ratos y donde la identidad es variable, o los foros donde se comparte terreno con otros en igualdad de condiciones, el blog proporciona protagonismo. Se tiene la potestad de elegir los temas, los que ingresan a la página pueden ser moderados por el propio autor y la censura sólo conoce sus límites. Es tal vez por esa razón, que en la bitácora de TicoBlogs.com, los de tipo personal, semejantes a un “querido diario”, aplasten sin compasión a las demás categorías.

Cuando se observan los temas y proyectos de los demás compañeros de quinto año, se esboza un fenómeno parecido. Excluyendo a los de Artes Gráficas, quienes deben hacer una investigación acerca de un proyecto real y aplicable a un nivel profesional, todos los demás énfasis se limitan a la narración en primera persona y la opinión subjetiva sobre algún particular. Por tal razón, pululan los cuestionamientos existenciales y las interpretaciones libres (entiéndase de dudoso respaldo teórico) a escenas o vivencias de tipo cotidiano.

Lo anterior no es del todo errado y por el contrario, es totalmente válido. El arte posee la ventaja de abordar los temas más diversos con la posibilidad de hacerlo desde las perspectivas más inusuales, a veces con una serie de licencias vedadas para otras disciplinas. Sin embargo, el usar recurrentemente este tipo de forma “personal” incurre en el facilismo de reproducir estereotipos o lugares comunes. Aún así, la fórmula de lo autobiográfico es tentadora. Tal como se ve en los blogs de esta línea, significa echar mano de un pase seguro a la aceptación del público, ya que la forma coloquial con la que se cuenta una historia o vivencia común a los demás, parece generar harta empatía. En el caso de las propuestas plásticas, habría que evaluar si el relatar únicamente desde la propia experiencia, efectivamente se traduce en contundente aprobación.

Hay por otro lado, un deseo tácito de figurar. Ese particular “ego de los blogs” de alguna manera plantea sus vivencias en tono de descubrimiento. Cada nueva entrada tiene como primer propósito compartir lo que se opina, pero se infiere con cierta frecuencia un impulso de “iluminar” al posible lector con el hallazgo o explicación de un acontecimiento, dentro su contexto específico.

De cualquier forma, ya sea en un blog o en un trabajo artístico, parece resultar más seguro el limitarse a hablar de sí mismo y no trascender nunca esa frontera hacia un interés por “los otros”.

Aunque los resultados de ambos son completamente diferentes en forma y se rigen por reglas distintas, no se puede ser indiferente a motivaciones tan similares, que parecen ser la norma cuando se desea comunicar efectivamente, mejor aún, desde la auto complacencia y con beneplácito del público.


















9 comentarios:

Anónimo dijo...

Ay como lo vas a cerrar, si escribís tan lindo :D Creo que tu problema fue anunciar en tu perfil que tu blog era aburrido :P

A mí particularmente nunca me pareció aburrido o incomprensible cuando tratabas temas de tesis, pero la forma tan informada y organizada de presentar tus observaciones me hacía pensar dos veces para emitir un criterio no solo desinformado, sino también subjetivo. Es comprensible, practico la autocensura constante y aún así digo groserías, ofensas, generalizaciones burdas, etc.

Orgullosa de descubrir el agua tibia y compartirlo el 100% de las veces en el blog! Lo más interesante es que los comentarios en blogs ticos son grandísimos, mientras que si ves los blogs de otros lugares son más concisos. Si pensás en la idiosincrasia tica, es de esperarse: nos gusta hablar y quejarnos :P y de muestra un botón, ojo este comentario.

Francisco Duran dijo...

hey si... no se vale... yo apenas leo como 10 blogs que me gustan y este estaba en esa lista... me encanta la forma en la que está escrito y a pesar de no ser muy fanático del tema, siempre me ha llamado mucho la atención este blog en particular... :o(

es cierto que casi no he comentado mucho por exactamente la misma razón que vos decis... básicamente, yo del tema no sé nada... yo en general sólo me atrevo a hablar de tecnología o cosas afines...

además, siempre noté un ambiente muy de compas, me daba la impresión de que la gente que comentaba, de alguna forma te conocía y como yo realmente no se quien lo escribe, ni tengo ni siquiera la menor idea, entonces yo pensaba que si escribía alguien iba a decir: "¿quién manda a este mae a meter la cuchara de esa forma?" jejeje.

hey y es cierto la conclusión que llegaste de los blogs... yo tambien ya lo analicé y pienso lo mismo, por eso sigo escribiendo de la misma forma... ha resultado ser relativamente exitoso.

Lachi dijo...

Sardina: Tenés razón, lo que ocupo es mercadearme mejor:D.

En todo caso, no me quejo de la forma en que se dieron las cosas. Es sólo otro tipo de dinámica. De alguna manera me agrada que no haya sido predecible.

Francisco: Internet tiene algo que encuentro encantador. Me proporciona socialización desde el anonimato. ¡Es un éxito! Es cierto que conozco a algunos de los que escriben aquí, pero hay otros que son completos desconocidos. Sobre estos últimos, lo que me agrada es que al no haber ningún vínculo afectivo o circunstancial, hay menos posibilidad de condescendencia a la hora de emitir una opinión.

Así que no tema meter la cuchara, que acá no hay censura.

Anónimo dijo...

Entonces sigue escribiendo? Su público (alias cuatro gatos) la aclama!

Matriuzka dijo...

Pero qué la intención original acabara no quiere decir que lo vas a cerrar, ¿Cierto?

Dejalo, entre exhibicionistas ególatras nos entendemos.

¿Si?

¡Saludos!

Lachi dijo...

No, no creo que lo cierre. Planeo hacer licenciatura el otro año y podría continuar en la misma línea.

¿Ego? ¿Yo? Como alguien tan perfecto podría padecer de eso :P :D

Anónimo dijo...

Yo solo leo cuatro blos y este es uno de esos :(.

Lo que deberia de hacer es cambiarle el nombre a "Opiniones de un Perico Radiactivo" y va a ver como se hace popular.

Yo por mi parte me gusta mi blog pequeno donde siempre llega la misma gente a burlarse de mi, jajaja :P

Don't you dare closing it !

Anónimo dijo...

:O Un perico a quien le dieron Polonio! Eso le pasa por bocón.

Ya cambie esta maigre.

Anónimo dijo...

Un perico que le dan Polonio se vuelve Radioactivo :D

peleona...