17.4.06

"¡DE QUE VUELAN, VUELAN...!"

Un análisis de la magia y la brujería en Costa Rica,
por May Brenes Marín y Mayra Zapparoli Zecca, 1991.



(Kiki's delivery Service de Hayao Miyazaki)

A todos mis cientos de fans, me disculpo por mi prolongada ausencia. No soy lo suficientemente nerd para resignarme a permanecer en San José en Semana Santa y sí lo suficientemente pola como para abarrotar las magníficas playas nacionales y las deplorables carreteras que hay que transitar para visitarlas. La nerdada sólo me alcanzó para llevarme dos libros de los cuales el antes mencionado fue el feliz favorecido en la lectura.

Este texto abiertamente feminista, bastante ameno y digerible, relata el nacimiento de la persecusión de brujas desde más o menos el siglo XIII. Según dicen las autoras, lo que en un principio se entendió como "el culto a la diosa madre", en donde la consanguinidad se trazaba a partir de la línea materna y se fundamentaba en características primeramente de fertilidad y luego depuradas hacia ideas de protección, liderazgo e identidad, luego fue tergiversado por la iglesia Católica y los poderes políticos y económicos, como el culto al demonio. Me llamó la atención conocer de dónde surge la figura de tintes satánicos del macho cabrío quien no era más que el cabrito existente en las representaciones de Diana Cazadora, la diosa romana.

Lo interesante de esta introducción, es la afirmación de la existencia de la brujería por parte de la propia Iglesia Católica. "El no creer en la realidad de la brujería y en la de toda su magia se convirtió en herejía." Esto no siempre fue así, pero una vez posicionada la idea, esta ha trascendido hasta nuestros días en el pensamiento popular.

Si no estoy errada, Juan Pablo II redefinió el concepto de "infierno" a un estado de ausencia de Dios, abandonando aquellas imágenes dantescas de calderos hirvientes y muñecos con cachos y tridentes. Mas los pensamientos no pueden cambiar con un chasquido de dedos, además que en lo personal es mucho más conveniente echarle la culpa al diablo que a mi torpeza.

El castigar entre los siglos XIII y XVII la adoración al demonio se fundamenta tanto en la violación del primer mandamiento (amarás a Dios sobre todas las cosas) como en que todos los "trucos" y "encantamientos" de la brujería son verdaderos.

Más tarde se aborda el tema de la brujería y los matices que vino a tomar en América Latina al mezclarse el colonialismo, las creencias indígenas y la religión cristiana. Aquí también se toca el tema de las características de las prácticas religiosas oficiales y por consiguiente el matiz que toma todo aquello excluído de esa oficialidad. Lo anterior, junto con la idea de la brujería como algo maligno y según las autoras, adicionalmente por el origen misógino de la misma, las supersticiones toman un carácter asocial y son constantemente sometidas a juicios peyorativos y hasta con consecuencias en el ámbito legal. De ahí, su perfil de subcultura. De ahí también, que sin importar el estrato social, el descalificar esta práctica sea algo natural.

Otra valioso aporte es analizar y explicar en conceptos concretos el innegable parentezco entre religión y brujería. El sincretismo propuesto por las autoras, "acto por medio del cual se unen en una misma ceremonia ritual o creencia, aspectos de las dos culturas convergentes que integran lo sagrado y lo profano en una nueva versión", expone los elementos comunes en que se rigen ambas tendencias. Aquí el elemento de fe, es un eje fundamental en ambas.

De una forma más cercana a la idea de mi trabajo, se expone la importancia de las representaciones tanto en la religión como en la brujería. Basándose en el fenómeno de la Ley de Semejanza Externa (dos cosas morfolóficamente semejantes están dotadas de las mismas propiedades), se alude a los exvotos (manos, piernas, casas o animales de oro, plata o bronce) ofrecidos a la virgen de los Angeles y las estampas de santos y vírgenes a las que se les atribuye algún poder. En lo concerniente a las estampitas y oraciones, estas se consideran valiosas mercancías en una Iglesia que lucra con la venta de las mismas y que por esta razón, es tolerante a la adoración de las mismas.

El libro es interesante y además con una claridad bastante didáctica. Sin embargo, resiento en la obra un salto cronológico abrupto entre el desarrollo de la historia de la brujería en Europa y la transcición a la vida moderna costarricense, desmereciendo la fluidez de la lectura y sobretodo, forzando los contenidos y adaptándolos a la visión de las autoras. Asimismo, admito que la orientación feminista sesga algunas conclusiones, como por ejemplo, que la brujería es venida a menos por ser considerada una práctica femenina desde tiempos antiguos y por ser supuestamente mujeres las que en la actualidad se desempeñan como "brujas" a manera de oficio.




8 comentarios:

Herodito dijo...

Excelente decisión, cualquier cosa que venga de Hayao Miyazaki vale la pena de analizar.

Me llama mucho la atención este tema de la brujería, porque siempre he considerado que la brujería, la santería y demás creencias se encuentran al mismo nivel que todas las religiones como el judaísmo o cristianismo, la única diferencia es que estas no se encasillan en una creencia central inmutable, sino que son dinámicas y se adaptan a cada realidad social.
Algo muy común visto en los tiempos coloniales latinoamericanos, y que permite, hasta cierto grado, que cada persona proyecte sus propias necesidades en cada santo, personalizando sus creencias y esperanzas, algo no posible en las religiones estáticas.

Lachi dijo...

Bueno, el análisis es del libro, sólo que se me ocurrió ilustrar el comentario con esta película que aparte de ser otra buena cinta del único y verdadero dios Hayao Miyazaki, presenta a las brujitas sin ninguna connotación negativa.

Precisamente, en el libro la religión (de cualquier tipo) se presenta equiparada a la brujería y hechicería por basarse en la misma estructura de pensamiento y fundamentada en ninguna otra cosa más que fe.

Realmente te recomiendo el libro, obviando esa particular pasión feminista que comprendo más no comparto del todo, es muy ameno y también baratón por ser de la Editorial costa rica.

Sardina albina dijo...

Bueno, la mas coqueta esa brujita. Ni parecida a las envenadas de la postura feminista agresiva, seguro. Objetarían su lindo vestido y el lazo rosado en la escoba, señales de un deseo de complacer al patriarcado.

Creo que habría que definir de cuál brujería hablan. La que conocemos acá no es tan feminista, porque aquí igual te vende una poción para atraer el amor/te lee el futuro/te vende un huevo con pelos un mae que una vieja. Si no, una ojeada a la Extra. La Wicca sí es más de mujeres pero tampoco es exclusiva.

Lo del viejillo cachudo no sé decirte, pero qué interesante saber de dónde vino. Es una imagen re-sexy... digo, perversa, ¡perversaaa!

Lachi dijo...

Yo también discrepo en el asunto de brujería igual mujeres. En el texo se habla de aquellas que practican la brujería con absoluto convecimiento de sus dones. Yo sinceramente me pregunto si los brujos hombres operan de forma más calculada y no fueron incluídos aquí por esa razón.

A mí, me parece una conclusión errada, pero diay, esas doñas tienen un centenar de títulos más que yo, por algo será. Sin embargo, esta me parece medio jalada del pelo, como para que concuerde con la onda feminista a toda costa.

Hayao Miyazaki casi siempre usa heroínas. Aparte, el venir de un contexto diferente casi siempre hace que despoje de prejuicios a lo mounstruoso (como en Spirited Away) o tome el lado jocoso de las brujas y lo convierta en una peli para niños. A kiki la bruja de su madre la echa de la casa para que vaya a bretear, qué gacho.

Herodito dijo...

Desde el punto de vista de Hayao Miyazaki siempre va a existir un "feminismo" latente que en realidad no es otra cosa más que la equiparación de los roles en un sociedad predominantemente machista. Entonces desde ese punto de vista puede parcer feminismo, pero en realidad son personajes neutrales.

Algo intereseante con respecto a la brujería, es que si lo analisas desde, por ejemplo, juegos como Dungeons & Dragons, u otras formas de juego místico, existe una diferencia entre bruj@s y hechicer@s , sobre la cual no me voy a expandir ampliamente aquí. Pero, de una forma sencilla, todos los brujos o brujas son caóticos e inspirados en sus dones. Los hechiceros o hechiceras son estudiosos y ordenados en el arte de la magia.

Si se representa principalmente a la mujer como bruja y al hombre como hechicero, son nuevamente presunciones sociales, pero en realidad los dos pueden ser cualquier cosa.

Lachi dijo...

Definitivamente no es feminismo. Al menos el concepto de feminismo que manejo yo es demasiado radical, pero sí es atípico encontrar no sólo encontrar heroínas femeninas sino que en este autor es una constante (aún no veo Howls moving castle) y lo hace de una forma tan agradable y tan natural, que me conmueve profundamente.

Sí hay diferencia entre brujo y hechicero, lo leí en el mentado libro pero no me acuerdo. Creo que tiene que ver con la obtención del poder mágico y anda más o menos por tu explicación.

En el libro ni se mencionan brujos masculinos (nuevamente sesgo), pero en mi experiencia, la brujería y hechicería son bastante democráticas actualmente y no hacen distinción de género. Tampoco ningún cliente me ha dicho que prefiere un brujo a una bruja o viceversa.

En general la gente está tan desesperada de ser escuchada y cree tan ciegamente que le da igual que sea hombre, mujer o planta :P el que esté en el papel de brujo.

Pazzo dijo...

Hola si fueras tan amable de dejarme saber a donde conseguiste el libro que lleva por nombre un analisis de la magia y la brujeria en costa rica por que lo he estado buscando pero no lo encuentro, pregunte en varias librerías y llame a la editorial costa rica pero esta agotado y ya no lo van a publicar, Gracias!!!

Lachi dijo...

El libro yo lo tengo, pero también está en la biblioteca de la UCR, la Carlos Monge.

La signatura y demás, podés encontrarla en:

http://sibdi.bldt.ucr.ac.cr/cgi-bin/w207.sh?session=544079958&infile=start_frame.glu&style=tiau

en la página del SIBDI, que se encuentra entre los enlaces de este blog, búsqueda por título: de que vuelan, vuelan

Saludos